La educación  o los juguetes STEM  son parte de la vanguardia educativa que prepara a los alumnos para las profesiones del futuro.

Quizás nunca hayas oído el término STEM puede que esta sea la primera vez, pero te aseguramos que no será la última. STEM es un acrónimo cada vez más utilizado especialmente en el mundo educativo, y esta llegando a nuestros hogares a través de juguetes especializados en esta terminología.

Vayamos al grano, STEM se forma tomando las iniciales de las palabras inglesas; “Science”, “Technology”, “Engineering” y “Mathematics”, por lo tanto nos referimos a un concepto que abarca las siguientes disciplinas: Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas; el conjunto de estas materias reciben en español el acrónimo de CTIM, pero como en otras ocasiones es el término ingles el que se ha integrado en nuestro lenguaje.

No es necesario entrar en muchos detalles para darse cuenta que las disciplinas STEM se encuentran altamente relacionadas entre ellas, difícilmente se puede ser experto en una de ellas sin necesidad de dominar bastantes conceptos de las otras, incluso en ocasiones nos costaría trazar la frontera entre una y otras.

Lo que esta claro es que los conocimientos relacionados con STEM son, sin duda, los más demandados por los mercados laborales actuales y la previsión es que se multipliquen en el futuro.

El Club STEM una herramienta para educar en el futuro

Por todo ello desde los centros educativos es necesario impulsar estos conocimientos integrándolos en las programaciones de la aulas o mediante otras actividades como pueden ser la creación de los “Clubs STEM” algo muy corriente ya en los centros de EEUU y comenzando a implantarse en Europa.

Estos clubs, herederos de los Clubs de Ciencias, se actualizan y plantean a sus integrantes la resolución de diversos retos a través del juego, aprovechando la curiosidad natural e innata y utilizando un contexto lúdico para fortalecer el pensamiento creativo, la reflexión y el pensamiento lógico, la inteligencia matemática, la visión espacial o diversas destrezas prácticas.

Sin duda alguna, la metodología STEM divertirá y ayudará a nuestros hijos a conocer y comprender conceptos académicos muy útiles no sólo durante su época escolar sino para su futuro desarrollo laboral.